Samsung 65Q900R, probamos este televisor 8K con panel QLED

La expansión tecnológica ya incluso nos llega a superar. El televisor 8K de Samsung es muestra de ello, en una realidad con un contenido realmente escaso en dicha resolución. Pero la marca se tiene guardada una gran baza, un potente procesador Quantum 8K con funciones de IA. Su televisor Samsung 65Q900R marca un nuevo horizonte con una experiencia visual fuera de toda duda con la tecnología QLED, con una diagonal de 65 pulgadas y un trabajo muy pulido en el resto de sus características.

Diseño minimalista en todos los sentidos

El salto a la resolución 8K no se traslada en términos de diseño. Este televisor 65Q900R no dista demasiado de otros modelos QLED de gama alta. Contamos con un panel QLED con una diagonal de 65 pulgadas, la versión más pequeña de la serie. Los marcos del panel son muy estrechos, a excepción del inferior que es ligeramente más grueso para que luzca el logotipo de Samsung. La línea de diseño recta se hace patente en la parte trasera, esquinas y patas del televisor.

Samsung QE65Q900R

Marcos de aluminio con un grosor de 3 cm

Con unas dimensiones de 145,22 x 89,82 x 30,49 cm, habrá que calcular muy bien la distancia de visionado y el tamaño del mueble para el televisor. No somos fans de las patas, pero estas ofrecen una gran estabilidad ante posibles movimientos accidentales. Además, se adaptan al mueble del salón al poder colocarlas en una posición más centrada o externa. Están realizadas en metal y tienen un peso aproximado de 1,2 kg. Por cierto, éstas vienen acopladas en la parte trasera durante su transporte, aunque también se pueden dejar ahí si decidimos colocar el televisor en la pared.

Samsung QE65Q900R

Patas de 30 cm de longitud para una mayor estabilidad

Los cantos del televisor son de aluminio y la trasera de plástico, con los correspondientes orificios VESA. En la caja encontramos el montaje No Gap Wall, un buen detalle por parte de la marca. Su grosor es de 3,4 cm, no tan estrecho como los televisores OLED de otras marcas, ya que la matriz de diodos está colocada detrás del panel. Samsung 65Q900R requiere de la colaboración de dos personas para la extracción de la caja y su colocación con un peso de 30,5 kg con las patas acopladas.

Características técnicas del Samsung 65Q900R

Especificaciones
Marca – ModeloSamsung QE65Q900R – Samsung QE65Q900 – Samsung QE65Q900RATXXC – Samsung 65Q900
Tamaño65″ (164 cm), plano
Resolución8K (7680 x 4320 p)
Relación de Aspecto16:9
Frecuencia120 Hz 4000 PQI
RetroiluminaciónQLED
Smart TVSí, Tizen
Wifi Integrado
Bluetooth
3DNo
USB Grabador
Sintonizadores
  • Analógico (NTSC/PAL/SECAM)
  • DVB-T/T2
  • DVB-S/S2
  • DVB-C
  • HbbTV v1.5
Sonido60 W 4.2 CH, Dolby Digital Plus
Dimensiones sin soporte (Ancho x Alto x Profundidad)1452.2 x 836.4 x 34.1 mm
Dimensiones con soporte (Ancho x Alto x Profundidad)1452.2 x 898.2 x 304.9 mm
Peso (Sin / Con soporte)29.5 kg / 30.5 kg
Compatibilidad VESASí, 400 x 400
Puertos HDMI4 2.0 ARC y CEC
Puertos USB2 2.0, 1 3.0
Otros conectores
  • LAN-Ethernet
  • Satélite doble
  • Salida de audio óptica
  • RF
CI+ IntegradoSí, v1.4
Clase EnergéticaCategoría D (330 W)
Contenido / Accesorios
  • Cable de alimentación de CA
  • Manual de usuario
  • e-manual
  • Mando a distancia TM1890A
  • Smart Control
  • No Gap Wall-mount
  • Baterías
  • Soporte de sobremesa

Conectividad externa en el Samsung QE65Q900R

Un televisor como el Samsung QE65Q900 está especialmente indicado para su colocación en una pared. Una ventana a nuevas experiencias audiovisuales. Al igual que ocurre en otros modelos de gama alta, el apartado de conexiones no están presentes en el televisor. Samsung emplea un dispositivo externo llamado One Connect, el cual suministra la energía y la señal de vídeo al televisor con un único cable. Una tecnología que también vimos en el Samsung 55Q9FN."<yoastmark

Esta solución acaba con los problemas de conexiones, cableado visible o accesibilidad a puertos de conexión. La caja está realizada en policarbonato con acabado brillo. Aquí encontramos un total de cuatro HDMI 2.0b que envía señales FHD y 4K UHD desde equipos externos como reproductores Blu-Ray o videoconsolas. Sin embargo, para aprovechar una señal 8K, este tipo de conexión es insuficiente al no superar los 30 Hz. Por este motivo, Samsung actualizará los One Connect con la conexión HDMI 2.1 y así disfrutar de contenidos 8K a 120 Hz. Una actualización a la última sin necesidad de cambiar de televisor.

"<yoastmark

También contamos con 3 puertos USB 2.0 para la conexión de unidades de almacenamiento, conector RJ45 Ethernet, ranura para tarjetas CI, entrada de señal de antena y satélite, puerto serial RS-232C y una salida audio digital óptica EIAJ/TosLink. Un apartado de conexiones muy amplio y que deja por el camino el video componente o un jack de auriculares. Además de las conexiones físicas, también incluye WiFi ac Dual Band y Bluetooth para auriculares o barras de sonido como la Samsung HW-N850.

Los 8K llegan con IA

Durante el pasado IFA de Berlín, ya pudimos comprobar cómo algunas marcas mostraban sus próximos televisores de resolución 8K. Poco a poco van llegando contenidos y servicios con resolución 4K, pero no se esperan de una mayor resolución en un corto plazo de tiempo. Samsung nos anima a darle una oportunidad al televisor con su tecnología de reescalado con IA. Con el desempeño de la inteligencia artificial y el aprendizaje automático (MSLR), el Q900R consigue escalar el contenido con un nivel muy alto de nitidez, incluso con imágenes a 720p. Obviamente, nos obliga a sentarnos alejados del televisor, ya que al acercarnos notamos ciertos artificios. La resolución completa del panel es de 7.680 x 4.320 píxeles, lo que se traduce en una densidad de 136 ppp.

"<yoastmark

En la práctica con canales TDT en resolución SD notamos como las imágenes están reescaladas desde las 576 líneas con un efecto acuarela, perceptible únicamente cuando estamos cerca de la pantalla. La calidad ya se empieza a percibir con contenidos a 720p o 1080i, con un reescalado suave y sin saltos de imagen. Y conforme subimos a la alta resolución o 4K, es sorprendente que apenas se noten diferencias con respecto a una pantalla con la mencionada resolución nativa. El procesado de imagen con los algoritmos de inteligencia artificial se notan incluso en los contornos de las imágenes.

El cine visto con una QLED

El televisor monta un sistema de retroiluminación LED directa con matriz completa y 480 zonas de regulación independiente. La tecnología Full Array Diming Elite permite controlar la iluminación por separado, regulando las zonas más oscuras e intensificando las luminosas. Por ejemplo, cuando llegamos a un cambio de escena con fundido a negro, la pantalla parece que esté apagada. No llega a brindar la misma experiencia de negros que en una pantalla OLED, pero se le acerca.

Una rica experiencia visual con su panel de 10 bits y que admite tres tipos de HDR: el HDR10 estándar, el HDR10+ (con datos avanzados para ajustes) y el HLG (empleado en transmisiones). El Samsung 65Q900R brinda un máximo de 3.000 nits con su modo HDR10+. Como ocurre con otros modelos de Samsung, no cuenta con soporte para el sistema Dolby Vision.

Samsung QE65Q900RATXXC

El televisor 8K QLED de Samsung apuesta por los tonos negros

La tecnología QLED se basa en el uso de paneles LCD VA. Esto hace que el televisor tenga un nivel alto de brillo como hemos comentado, relación de contraste nativo y mínimas fugas de luz. Sin embargo, a diferencia de los paneles LCD IPS o OLED, los ángulos de visión son más reducidos. La marca mitiga en cierta medida esta carencia con la tecnología Q Viewing Angle.

Este tipo de televisores tampoco son los más indicados para disfrutar de unos colores ricos, o eso pensábamos. Se nota que hay un gran trabajo por parte de Samsung en superarse, consiguiendo una reproducción del 93% del espacio de color DCI-P3. En los ajustes del Samsung 65Q900R, contamos con una configuración avanzada para buscar la perfección visual.

Puesta a prueba

A la hora de realizar el análisis, pusimos el televisor a prueba con los ajustes predeterminados y personalizados por nuestra parte. En ambos casos, el televisor respondió perfectamente con diferentes tipos de contenidos. Sin embargo, es recomendable utilizar los diferentes modos disponibles de visionado de imagen para obtener una experiencia más adaptada.

La reproducción nativa del 8K es increíble, un nuevo plano audiovisual con un nivel de detalle demencial. El motor de escalado con su potente procesador con capacidades de IA, produce un efecto en el que parece que la resolución 4K es incluso más alta. También se perciben mejoras de profundidad, sin olvidar el color con las diferentes tecnologías QLED. Los Quantum Dot de este modelo están revestidos de metal, lo que supone que no sufran una degradación con el paso del tiempo, aumentando la vida útil de la pantalla.

Las imágenes lucen con unos negros profundos pero, en ocasiones, muestran un pequeño halo con imágenes muy brillantes. Por ejemplo, con rótulos de subtítulos o letras de créditos. Los colores son ricos en la mayoría de contenidos. Sin embargo, en algunos casos pueden verse algo “lavados o suavizados”. Esto de debe a una combinación de imágenes oscuras con elementos más claros.

Samsung QE65Q900RATXXC

Ejemplo de halo

Sonido, asignatura pendiente

En nuestro examen final, no se puede sacar un diez con un apartado tan flojo como el sonido. La calidad de sonido no es comparable al de la imagen, algo que hace que le reste alguna cifra al valorar la experiencia global. Los altavoces hacen lo que pueden con los medios y agudos, pero los graves no lucen del todo bien. No es que su calidad de sonido sea nefasta, ni mucho menos, pero dado el alto precio del televisor, esperábamos algo más.

La situación no es tan desastrosa al incluir algunos ajustes como un ecualizador personalizado. Así conseguimos unas voces nítidas pero unas bandas sonoras a las que les falta “algo”. Afortunadamente, no tenemos que lamentar distorsiones exageradas al subir el nivel de volumen. Como siempre, es recomendable optar por una barra de sonido para una experiencia más redonda.

Smart TV, control de voz y otras funciones del Samsung QE65Q900RATXXC

El sistema operativo de Samsung Tizen llega directamente de los televisores QLED 4K, por lo que no encontramos ningún tipo de mejora especial. La experiencia de usuario es intuitiva y rápida con una interfaz elegante. Tizen combina un buen número de aplicaciones, televisión digital terrestre, selector de fuente, ajustes y funciones de búsqueda por control de voz. El procesador del Samsung 8K QLED rinde de manera óptima sin ningún tipo de ralentización o inestabilidad en la ejecución de estas aplicaciones.

Samsung QE65Q900R

Smart TV del Samsung 65Q900R

Desde el menú tenemos acceso a servicios como Netflix, Amazon Prime Video o Rakuten con resolución máxima 4K y HDR. En el caso de Google Play Movies mantiene los contenidos 4K pero sin HDR. Además, podemos añadir otros servicios como Atresplayer, MiTele, Plex, YouTube o HBO, ideal para disfrutar de Juego de Tronos en pantalla grande. El apartado musical viene dado por aplicaciones como Spotify, Deezer o TuneIn.

Este Q900R ofrece soporte para el control de otros dispositivos a través de la tecnología SmartThings. Un servicio con el que conectar todos los dispositivos domésticos, como el aire acondicionado, la nevera o una lavadora, para que funcionen de forma conjunta y automatizada. Por ejemplo, puedes empezar a ver una película en tu smartphone mientras vas en el metro y seguir con ella desde el televisor de casa. Estos dispositivos tienen que ser de la marca Samsung o que tengan compatibilidad con el servicio.

Otra de las funciones del modelo es su pantalla ambiente. Utiliza el televisor como un marco digital de fotos o diseños artísticos con muestra de la hora, fecha e incluso las noticias del día. Un elemento interactivo y decorativo del salón mientras estamos con alguna visita. Incluye diferentes modos de funcionamiento, con elementos dinámicos.

Samsung QE65Q900R

Modo Ambiente para transformar tu televisor en un elemento decorativo del salón. Con transiciones visuales y efectos de sonido ambiental

Disponibilidad y precio del televisor Samsung 8K QLED

Samsung QE65Q900R llega al mercado pisando fuerte con su calidad de imagen en resolución 8K y con un reescalado por IA que te sorprenderá. Aunque los contenidos 8K son muy escasos, su excelente escalado de imagen augura muchas horas de entretenimiento, con una calidad visual soberbia con su tecnología QLED. Premiamos con el GizTele Gold Award.

PROS:
  • Diseño sencillo con elementos de aluminio cepillado
  • Tecnología QLED con QD con revestimiento metálico
  • Procesador avanzado con IA
  • HDR, Full Array Diming y Q Viewing Angle
  • Amplia conectividad con revisión futura
  • Smart TV, control por voz y otras funciones

CONTRAS:
  • El sistema de sonido es mejorable
  • Algún problema de representación visual
  • El precio de esta tecnología

Giztele Gold Award

8.9 Puntaje total

Diseño y materiales
9
Rendimiento / Calidad visual
9
Sistema / Smart TV
9.5
Conectividad
9
Sonido
8
Añade tu reseña
Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Tu puntuacion total

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies