Proyector o TV: ¿pueden ser sustitutos?

En los tiempos que corren, la forma de ver contenido audiovisual ha cambiado por completo. Hemos pasado de ver películas y series en la televisión, para hacerlo en las pantallas de nuestro ordenador y móvil. Con este cambio en el paradigma del consumo televisivo, es normal preguntarse qué opción es mejor, proyector o TV. Ambas ofrecen un servicio diferente, es evidente, por eso es conveniente hablar de las posibilidades que ofrece cada variante.

Trataremos de dar respuesta a la cuestión de si los proyectores pueden sustituir a la televisión como aparato de visualización del hogar. Esta pregunta es cada día más común, sobre todo para las personas jóvenes que se independizan y viven en pisos pequeños. Cada vez vemos menos la televisión, y se desconoce hasta qué punto vale la pena tener un aparato con todas las prestaciones si al final, no vamos a aprovechar sus posibilidades. No obstante, tampoco conocemos del todo lo que un proyector puede ofrecer, y es conveniente saberlo antes de realizar cualquier inversión.

La espectacularidad de los proyectores, a tener en cuenta si se duda entre Proyector o TV

Aquellos que se atreven a instalar un proyector en su casa acaban coincidiendo en una cosa; ofrecen una espectacularidad que no se puede comparar a ningún otro medio doméstico de reproducción de contenido audiovisual. Es algo que va dentro de nuestra propia cultura, tal y como se ve la imagen, el tamaño, la luminosidad, el ambiente, todo hace que nos transportemos a una sala de cine. Teniendo en cuenta que puedes tener todo esto en el salón de casa, los proyectores parecen la mejor opción posible, pero tiene una serie de factores que hay que tener en cuenta antes de dar el paso.

Proyectores o TV

La espectacularidad de los proyectores es un factor difícilmente imitable por ningún otro medio de reproducción

La calidad del proyector debe ser alta si quieres que la experiencia merezca del todo la pena. No solo son los lúmenes del proyector, también es la resolución, el contraste, la distancia e incluso las posibilidades del hogar para realizar una buena instalación. Es una pena admitirlo, pero los proyectores tienen las de perder en la mayoría de factores, aunque de esto hablaremos más tarde. No debemos de ser injustos, porque es un aparato que merece mucho la pena si contamos con las posibilidades económicas y logísticas. Como hemos dicho antes, de la manera en que se consume ahora el contenido audiovisual; con todas las cuentas repartidas entre las diferentes plataformas de streaming; poder proyectar tus series y películas en tu casa resultará espectacular.

Las Smart TV, la opción inteligente

Si las televisiones habían ido perdiendo importancia, las empresas desarrolladoras de estos aparatos han sabido darle la vuelta a la tortilla, como era de esperar. Si este cambio en el que estamos incidiendo, estaba haciendo que muchas personas optaran por la opción de los proyectores para ver las series y películas de cualquier plataforma; ¿qué opción han tomado las marcas de televisores? Pues han creado la Smart TV, un dispositivo inteligente que, en la práctica, y con alguna limitación, hace lo mismo que un ordenador. Además, los diferentes convenios con las empresas de televisión a la carta, hace que muchas de ellas estén incorporadas directamente  en el propio aparato.

Proyectores o TV

La Smart TV es la opción más inteligente para consumir contenido audiovisual debido a las características que posee

No obstante, aquellas personas que no cuenten con una Smart TV no tienen de qué preocuparse, porque también existe la opción de chromecast. Este aparato se conecta a la televisión y permite enviar contenido desde un móvil, una tableta o un ordenador. Por lo tanto, y de igual forma, podemos ver todo lo que queramos al momento, sin depender de programaciones.

Las televisiones 4K eran muy caras hace unos años, pero con el comienzo de la comercialización del 8K, y la necesidad de vender más televisores, se pueden encontrar opciones muy buenas a precios estándar. Hay Smarts TVs de más de 50 pulgadas por debajo de los 800 euros, con una cantidad de prestaciones muy elevadas. Ofrece las cadenas de televisión de toda la vida, además de una tienda virtual donde puedes ampliar tu catálogo de aplicaciones.

¿Proyector o TV?

Tras analizar las posibilidades que nos ofrecen ambas opciones, la batalla Proyector o TV, tiene un claro vencedor. La televisión golea al proyector en prácticamente todos los campos. Campos de los que hablaremos a continuación:

Resolución

Aquí el proyector aún aguanta el pulso, ya que el estándar de la Smart TV se está estableciendo en los 4K, y existen máquinas proyectoras que alcanzan esta resolución. Pero poco a poco, las televisiones 8K van ganando terreno, muy lentamente y con poca oferta, pero llegará su momento. Será entonces cuando los proyectores 8K, que también han empezado a desarrollarse, deberán ser competentes en calidad y precio.

Colores

El tratamiento de colores de las televisiones de hoy en día, no se puede comparar al de los proyectores. El formato HDR se ha extendido por todas las Smart TV de última generación, y la diferencia es abrumadora. Los mejores proyectores del mercado pueden acercarse, pero ni con todo el empeño de los desarrolladores pueden implementar una tecnología así y no engordar mucho el precio.

Contraste

Durante mucho tiempo hemos visto los anuncios de televisiones con ofertas de negros puros y tecnología OLED. El contraste que ofrecen, incluso en una sala llena de luz, es más que destacable. Todos conocemos la necesidad de la mayoría de proyectores de unas condiciones de luz idóneas, y este es un punto en su contra.

Brillo

Si hay un aspecto que se ve afectado por la luz ambiental, es el brillo. Es cierto que los proyectores han avanzado mucho en este campo, ya que habían sido muy criticados desde siempre por la calidad de su imagen. Pero una vez más, no pueden competir con las posibilidades de las televisiones. Estas cuentan con sistemas de brillo dentro de las propias pantallas y no depende de una proyección, por muchos lúmenes con los que cuente el aparato. Pero no debemos ser injustos, la imagen de los proyectores es cada vez mejor, sean cuales sean las condiciones de luz.

Tamaño

Para el final, hemos querido dejar el punto en el que dominan los proyectores. Las pulgadas de reproducción que poseen estos aparatos son mucho más grandes que el estándar establecidos en las televisiones. Si lo que buscas es una Smart TV con más de 60 pulgadas, prepárate para unos precios desorbitados. Cualquier proyector alcanza ese tamaño, y muchos lo superan con creces. De nuevo volvemos a la espectacularidad, y si una imagen nos impacta, esta adquiere mucho más valor.

Proyectores o TV

Ambas opciones, pryectores o TV, tienen puntos débiles y fuertes que se deben tener en cuenta

En conclusión, la televisión es la opción más inteligente, y por lo tanto es la que nosotros recomendamos. No queremos desprestigiar a los proyectores, porque a pesar de ser peores técnicamente, aprovechan muy bien sus facultades para aportar un valor de experiencia visual único. Debes analizar cuáles son tus posibilidades, qué uso vas a hacer de cada uno de los aparatos, y si realmente va a ser rentable invertir dinero en alguna de ellas. Ninguna de las dos son caras, y sin ningún tipo de duda, proyector o TV, harán las delicias de cualquier usuario.

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies