Thomson 32HD3301, un televisor sencillo para un uso particular

El día de hoy queremos hablar de un televisor básico, es decir, que no ofrece grandes características ni tecnologías avanzadas, de hecho, su uso nos parece que va enfocado a algo personal, es decir, un equipo que se puede utilizar para pasar el rato viendo películas o series. Sin duda, la marca Thomson ha sabido aprovechar las oportunidades que se le han presentado, y en esta ocasión nos presentan un equipo simple, pero que nos puede sacar de apuras, estamos hablando más en concreto del Thomson 32HD3301.

Características técnicas

Especificaciones
Marca – ModeloThomson 32HD3301
Tamaño32″ (81.2 cm)
Resolución1366 x 768 pìxeles
Relación de Aspecto1.779:1
Frecuencia50 Hz / 60 Hz (hercios)
RetroiluminaciónLED
Smart TVNo
Wifi IntegradoNo
BluetoothNo
3DNo
USB Grabador
Sintonizadores
  • Analógico (NTSC/PAL/SECAM)
  • DVB-C
  • DVB-T
Sonido
  • 2 x 5 W (vatios)
  • Dolby Digital Plus
Dimensiones sin soporte (Alto x Ancho x Profundidad)435 x 732 x 80 mm
Dimensiones con soporte (Alto x Ancho x Profundidad)480 x 732 x 175 mm
Peso (Sin / Con soporte)3.9 kg / 4 kg
Compatibilidad VESASí, 100 x 100 mm
Puertos HDMI2
Puertos USB1
Otros conectores
  • LAN
  • Ethernet RJ45
  • Componente AV (Video + L/R)
  • Cable AV compuesto (YPbPr + L/R)
  • S/PDIF
  • Salida de audio
  • Antena
CI+ IntegradoSí, v1.3
Clase EnergéticaCategoría A+
Contenido / Accesorios
  • Mando a distancia
  • pilas
  • cable de corriente
  • guía de usuario

Diseño exterior del Thomson 32HD3301

Thomson 32HD3301 diseño

Un diseño acorde a sus capacidades

No es uno de los mejores diseños, sin embargo, dada sus condiciones y lo que ofrece nos parece que su apariencia es bastante acorde. Primeramente, vamos a hablar de su parte frontal que es el lugar donde más se va a centrar nuestra atención, y precisamente en eso se han fijado sus fabricantes, ya que se ofrecen unos biseles delgados que nos van a permitir apreciar de mejor forma la pantalla, así conseguimos visualizar nuestro contenido de mejor forma, sin duda, esto es algo que se agradece considerando que el televisor tiene un tamaño pequeño e incluir bordes más gruesos sería un gran problema.

Los laterales presentan unos marcos un poco más gruesos, sin embargo, esto no interfiere con el resto de detalles, así que, no genera un problema o una estética menos vistosa. La parte trasera seguramente sea lo que menos destaca de este televisor, ya que presenta una elaboración hasta cierto punto extraña, además, su grosor es un poco más amplio, por lo tanto, su integración a cualquier entorno puede ponerse un poco en duda. Hablando de sus materiales de fabricación nos encontramos que estos son de plástico, es decir, un material que no suele resistir mucho, así que, hay que tener cuidado al momento de moverlo o acomodarlo. Lo que sí nos agradó fueron sus dos soportes que presentan un tamaño reducido, por lo tanto, no van a estorbar en lo absoluto.

Conectividad

Aquí nos encontramos con las conexiones necesarias para un televisor de gama baja, en primer lugar, vamos a contar con un puerto USB que nos puede venir bastante bien para transferir archivos multimedia que tengamos guardados en alguna memoria, así podemos disfrutar de ellos sin ningún problema. Además, se nos entregan dos entradas HDMI que se pueden utilizar para conectar diferentes dispositivos, en nuestro caso solemos utilizarlos para conectar algún ordenador o barra de sonido, aunque también lo hemos hecho con una consola, sin embargo, el rendimiento no es tan bueno y se nota bastante, pero puede servir para pasar un buen rato.

Lamentablemente no contamos con ninguna conexión inalámbrica, y eso puede ser el mayor problema de este televisor, ya que no tenemos ninguna posibilidad para conectarnos a distancia. No obstante, lo que más pesa es no contar con Wi-Fi, aunque lo podemos entender, existen otras opciones con características similares que por lo menos ofrecen un sistema simple, pero suficiente para disfrutar de Netflix o YouTube, no obstante, al conectar y mandar la señal de un ordenador podemos acceder a dichas opciones, sin embargo, no es lo mismo, ya que tenemos que tener obligatoriamente otro dispositivo conectado.

Calidad de imagen y funciones en general

Thomson 32HD3301 imagen

Una calidad de imagen suficiente para pasar un buen rato

El Thomson 32HD3301 nos ofrece una calidad de imagen aceptable dentro de sus capacidades, aquí vamos a disfrutar de una resolución de 1366 x 768, además, se incluye un panel LED que se encarga de iluminar cada detalle de manera independiente. Esta calidad es una buena opción para pasar un buen rato viendo películas o series, en caso de que no podamos utilizar el televisor que se encuentra en la sala de nuestro hogar. Como ya mencionamos nos parece que este equipo se centra en un uso personal, además, por su tamaño y peso se puede llevar a cualquier lado con suma facilidad, ósea que es ideal para llevarlo con nosotros de vacaciones.

Por si fuera poco, implementa dos tecnologías bastante interesantes de analizar, estas van a ofrecer una calidad más profunda y precisa, para recibir unas escenas mejor definidas. En primer lugar, se cuenta con Mega Contrast, una opción que se va a encargar de mejorar el contraste de cada imagen, así se alcanza una calidad más óptima para zonas oscuras y claras, aunque la diferencia no sea tan espectacular si se puede percibir un poco más el cambio, de hecho, nosotros hicimos la prueba con un televisor similar que no incluye esta tecnología y el resultado fue buena. Otra opción que tenemos es Pure Image que como su nombre menciona intenta ofrecer imágenes en un estado más puro y natural.

Sonido

Este aspecto tampoco va a resaltar demasiado, ya que únicamente contamos con dos altavoces que ofrecen una potencia de 10W, es decir, 5W para cada uno, aunque debemos aceptar que la calidad no es tan mala del todo, y solo se podrá notar esa falta de fuerza en contenidos con un sonido ambiente muy alto. No obstante, contamos con la tecnología Dolby Digital Plus que intenta ofrecer un sonido más envolvente y limpio a la vez, y debemos mencionar que la mejora si se alcanza a notar, sin embargo, sigue siendo una calidad de sonido un poco baja, al menos si consideramos la calidad de imagen presentada, en todo caso la mejor opción es adquirir una barra de sonido externa que sea capaz de ofrecer la calidad faltante, eso sí, debemos considerar que adquirir significa un gasto extra, sin embargo, hay opciones económicas y bastante buenas.

Disponibilidad y precio del Thomson 32HD3301

¿Quieres conocer otro televisor de esta misma marca? Te recomendamos visites la reseña que le hemos otorgado al Thomson 32HD3101, un modelo bastante similar.

Thomson 32HD3301: Pros y contras

PROS:

  • Diseño aceptable
  • Una conectividad suficiente
  • Calidad de imagen
  • Par de tecnologías para mejorar la resolución
  • Precio

CONTRAS:

  • Se trata de un televisor bastante básico
  • Le falta potencia a sus altavoces
  • No cuenta con Smart TV

7.9 Puntaje total

Calidad de imagen
8.5
Conectividad
7.5
Sonido
7
Diseño
8
Relación calidad / precio
8.5
Añade tu reseña
Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Tu puntuacion total

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies