Philips 436M6VBPAB, review del monitor gaming de Philips

Hace 25 años, muchos de nosotros teníamos que conformarnos con jugar a videojuegos en el televisor del salón. Los más afortunados contaban con televisores que llegaban a las 32″ de tamaño. Aquello nos parecía algo imposible de superar pero la tecnología ha evolucionado al igual que los requisitos de los jugadores. En la actualidad, los gamers buscan pantallas de buen tamaño y que puedan ofrecer una experiencia visual y sonora sin precedentes, ya que son necesarios en las partidas. Visualizar un tanque a lo lejos o escuchar los pasos de un enemigo, son dos aspectos esenciales para la competición digital que cumple el monitor gaming Philips 436M6VBPAB.

Diseño, de “monitor” tiene poco

Al sacar el Philips Momentum de su empaquetado, comprobamos que no es un monitor al uso. Sus grandes dimensiones hacen que nos parezca que estamos ante un televisor LED. Su diagonal de 43″ limita las posibilidades de su fácil colocación en un escritorio, tendremos que tener un mueble dedicado únicamente al monitor. Las patas son de metal y vienen colocadas, por lo que tan solo tendremos que sacar el monitor de la caja y listo para enchufar. Este detalle nos ha gustado bastante, así no tenemos que pelearnos con tornillos y destornilladores. El monitor permanece estable en su soporte metálico con una barra trasera que ofrece un mejor reparto del peso.

El panel Quantum Dot LED está rodeado de un marco en color negro de acabado brillante que hace que se confunda con la pantalla apagada. El grosor de estos biseles es de 1,8 cm en el margen superior, 2,4 cm para el inferior y 1,7 cm en los laterales del monitor. Las dimensiones generales del Philips Momentum son de 97,6 x 66,1 x 26,4 cm contando con el soporte (97,6 x 57,4 x 6,3 cm sin él). Su peso es similar al de un televisor de estas pulgadas llegando a los 14,7 kg en total. Si no deseas su colocación en el soporte, cuenta con orificios para montaje VESA 200×200 mm.

Philips 436M6VBPAB

Sencilla a la par de elegante, así es la pantalla

En líneas generales, el diseño del monitor Philips 436M6VBPAB es bastante sencillo. No tiene unos marcos especialmente estrechos, sobre todo si lo comparamos con los televisores actuales, pero ofrece una impresión de monitor delgado. El soporte también se asemeja a los habituales de un televisor actual. Pero el monitor despunta con el añadido de la iluminación Ambiglow. Basado en el popular Ambilight, con unos LED colocados en la zona inferior y que se iluminan en función de las imágenes para una experiencia visual más inmersiva.

Philips 436M6VBPAB

Sistema de iluminación Ambiglow

Conectividad, no apta para todos los dispositivos

En la parte posterior del Philips 436M6VBPAB vemos un área central de plástico que concentra toda la circuitería y conexiones. El acceso a las mismas se realiza en el margen inferior del monitor, no cuenta con ninguna conexión lateral como la gran mayoría de televisores. Por tanto, el acceso puede ser algo complicado según su colocación. Aquí tenemos un conector HDMI 2.0, DisplayPort 1.2, mini DisplayPort 1.2, USB-C apto para señal de vídeo, 2 conectores USB 3.0, jack de auriculares y entrada de línea de audio.

Philips 436M6VBPAB

Trasera del Philips Momentum con controlador

A priori, un buen repertorio de conexiones, pero no en cantidad. Si tenemos en cuenta de que se trata de un monitor gaming, se nos hace muy escaso que tan sólo tengamos un conector HDMI. Quizás este sea uno de los aspectos más criticables de un monitor gaming como este Philips 436M6VBPAB/00, especialmente si lo comparamos con los 3 o 4 conectores HDMI que implementan los televisores actuales.

Philips 436M6VBPAB

Conexiones del monitor gaming

La parte positiva es que los conectores USB 3.0 puede alimentar dispositivos con la tecnología FastCharge para una carga rápida. Tampoco podemos olvidar que es compatible con Google Chromecast, añadiendo funciones de televisión inteligente. Este monitor Philips Momentum funciona con la tecnología AMD Freesync para sincronizar la frecuencia de actualización de gráficas AMD o la videoconsola Xbox One.

Características técnicas del Philips Momentum

Philips 436m6vbpab/00
Diseño
Dimensiones976 x 661 x 264 mm
Peso14,7 kg
ColoresNegro
Nº de BotonesControlador trasero
VESASí, 200 x 200
RotaciónNo
Inclinación Vertical-5/10 grados
Inclinación HorizontalNo
Panel
TipoMVA
RetroiluminaciónPelícula B-LED+QD
Resolución máxima4K UHD (3840 x 2160)
Contraste4000:1
Brillo720 cd/m² (típico), 1000 cd/m² (máximo)
ColorNTSC 119 %, sRGB 145 %
Tasa de refresco60 Hz
Tiempo de respuesta4 ms
Prestaciones
ImagenAMD FreeSync
HDRDisplayHDR 1000 y certificado UHDA
OtrosAntirreflectante, 3 h, empañamiento 2 %
Conexiones
ConexionesDisplayPort 1,4 x 1 Mini DisplayPort 1,4 x 1 HDMI 2.0 x 1 USB-C (modo DP Alt) 2 USB 3.0 (2 W/carga rápida)
Otras características
Contenido de la cajaPantalla, manuales, mando a distancia, cable USB-C, cable USB-A a USB-C, cable HDMI, cable DP, cable de alimentación

Calidad de imagen

El monitor gaming de Philips emplea un panel de tipo VA con una retroiluminación B-LED con la tecnología Quantum Dot Display, de una profundidad de color 8 bits + FRC. Por tanto, no es un panel 10 bits de manera nativa, aunque las diferencias a nivel visual son mínimas. Además, no supone ningún problema con tarjetas gráficas o videoconsolas que trabajen con una profundidad de 10 bits. Este panel cuenta con un revestimiento que reduce ligeramente los reflejos con un acabado mate.

Philips 436M6VBPAB

Pantalla con resolución UHD 4K en 43 pulgadas de diagonal

Este modelo está disponible únicamente con una diagonal de 43 ” (42,51″ para ser más exactos). Un tamaño muy destacado y que deja atrás la medida estándar de 28″ para este tipo de monitores. La resolución del panel es de 3.840 x 2.160 píxeles con una frecuencia de 60 Hz, así que nada de 144 Hz, muy demandada por los jugadores de PC. La frecuencia de sincronización adaptativa se limita a un juego entre los 48 – 60 Hz, disponible con gráficas AMD y Xbox One. Así que nos aseguramos una imagen fluida y sin cortes.

Pero para partidas frenéticas, es esencial contar con un tiempo de respuesta bajo. Por lo general, los paneles de tipo VA no suelen contar con los tiempos más idóneos para videojuegos, como sí sucede con los TN o LED IPS. En el caso del Philips Momentum tenemos un tiempo de 4 ms, gris a gris. No está del todo mal y se puede jugar perfectamente a juegos de consola sin halos o imágenes borrosas.

Philips 436M6VBPAB

Ángulos de visión

Tras revisar la ficha técnica, es destacable la relación de contraste nativo de 4.000:1, algo poco habitual en los monitores gaming que hemos analizado en GizTele y GizComputer. Una cifra que se traduce en unas imágenes mucho más ricas al poder diferenciar mejor las zonas oscuras y brillantes, dándole el protagonismo real a cada zona. El nivel de brillo tampoco se queda atrás alcanzando un máximo de 1000 cd/m². Así es cómo se consigue una experiencia mucho más enriquecedora para el jugador y que también se nota en el apartado de ajustes del que hablamos más adelante.

Experiencia visual del monitor Philips 436M6VBPAB

Los detalles son los que marcan el sentido a un monitor de estas características. Como ya hemos comentado, está especialmente indicado para jugadores con el sistema de AMD y un tiempo de respuesta de 4 ms. Carece de cualquier sintonizador TDT, funciones Smart TV o conexión WiFi, por lo que tampoco podremos enviar la imagen de nuestro teléfono al monitor (salvo que recurramos a un Chromecast).

Philips 436M6VBPAB

Brillo de 1000 cd/m² y relación de contraste 4.000:1

La resolución UltraClear 4K UHD nos mostrará el más mínimo detalle de las imágenes en la mencionada resolución. Pero incluso posee un buen reescalado como hemos podido comprobar conectando una PlayStation 4 (Full HD). Siguiendo con el panel, hay que lamentar que no cuente con unos buenos ángulos de visión como sí tenemos con las pantallas IPS, pero mejores que los monitores TN. Según movemos la cabeza, es posible que los negros se conviertan en grises y pierda potencia de colorido. Pero con semejante tamaño de pantalla, estaremos situados justo en el centro de la visión.

Philips 436M6VBPAB

DisplayHDR 1000 y certificado UHDA

Si nuestro dispositivo cuenta con la capacidad de enviar una señal de imagen compatible con HDR, gozaremos de una calidad visual mejorada. Este Philips 436M6VBPAB proporciona un trabajado apartado cumpliendo las directrices del DisplayHDR 1000. La paleta de colores mostrada es mucho más rica, con mejor gestión de la iluminación y una tonalidad de negros más definida. Esto también se debe al trabajo del Quantum Dot, mostrando una paleta de colores más natural sin llegar a una saturación artificial de otros paneles con estos nanocristales.

Pero también hay colorido en la iluminación inferior del monitor con la tecnología de Ambiglow. El procesador analiza rápidamente la señal de entrada y adapta el color del LED e iluminación para que case con lo que se ve en pantalla. Un detalle que nos ha gustado, tanto en ejecución como en posibilidades de configuración, dando ese toque gaming de iluminación tan asociado a los jugadores actuales. La colocación nos parece buena, iluminando la zona del teclado o videoconsola.

Philips 436M6VBPAB

Los monitores LCD que cuentan con color Quantum Dot ofrecen una mejor gama dinámica de colores y muestra la paleta natural de colores

Philips 436M6VBPAB es un monitor diseñado para jugar y lo hemos puesto a prueba con Xbox One, PC con gráfica Nvidia y PlayStation 4. Aún con aquellos sistemas sin gráficas AMD, la fluidez en el rendimiento estaba asegurada con un tiempo de respuesta eficaz para estos contenidos. Otro añadido interesante es que incluye la función PiP multiventana para poder seguir dos señales de vídeo de manera simultánea, con ajuste personalizado.

Sistema de sonido

Pero no todo es imagen, el sonido juega un panel fundamental en los videojuegos. El monitor Philips 436M6VBPAB está equipado con un sistema de sonido 2.0 con una potencia total de 7W y DTS Sound. Esta tecnología crea una experiencia de sonido Virtual Surround envolvente, que hace que el sonido tenga una proyección más amplia. Los graves y el nivel de volumen roza a un gran nivel. No hay que olvidar que contamos con una conexión de audio jack para auriculares.

Disponibilidad y precio del Philips 436M6VBPAB

En definitiva, una pantalla que apuesta por un sector en auge, el territorio gaming. Cualidades no le faltan para triunfar en este sentido, pero el precio es un gran lastre si se compara con televisores LED del mismo rango. Un producto para un público específico que gozará como nunca de una óptima experiencia de juego, pensado para los jugadores. Premiamos con el GizTele Silver Award.

PROS:
  • Diseño elegante
  • Iluminación Ambiglow personalizable
  • Pantalla de gran tamaño
  • Resolución UHD 4K
  • Compatible con AMD FreeSync
  • PiP Multiventana
  • Sistema de sonido

CONTRAS:
  • Precio de la pantalla
  • Un único conector HDMI

Giztele Silver Award

8.5 Puntuación Total

Añade tu puntuación
Nos gustaría tener tu opinión

      Dejar respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies