Optoma LV130, un proyector portátil con batería incluida

La verdadera portabilidad se alcanza cuando un dispositivo es totalmente independiente de fuentes externas para hacerlo funcionar. Claro, esto agarrado de la mano con dimensiones y peso reducidos. En la actualidad es fácil conseguir un dispositivo que se adapte al segundo parámetro, pero uno que sea totalmente autónomo es más complicado. Por lo general, esto se logra con una batería, y para este tipo de gadgets, debe ser gigante si quiere durar lo suficiente, lo que incrementa las dimensiones. Sin embargo, el día de hoy ponemos bajo el reflector al Optoma LV130, un proyector que logra compactar todo esto, pero ¿Lo hace de manera efectiva?, sigan con nosotros para averiguarlo.

Especificaciones técnicas del Optoma LV130

Optoma LV130
Diseño
Dimensiones104,9 x 119,4 x 35,6mm
Peso396,89 Gramos
ColoresNegro
Proyector
MarcaDLP
LámparaLED (autonomía de 30.000 horas en modo normal)
Resolución máxima1.280 x 800p (854 x 480p Nativa)
Brillo300 lm
Contraste100.000: 1
Tamaño de imagen25″ – 80″ (Distancia de proyección: 0,6 – 1,96 m)
Relación de aspecto4:3, 16:9
Lente de proyecciónIntervalo de longitud focal: 1,7 – 5,02 mm
Corrección trapezoidal+/- 40 grados (vertical)
FrecuenciaEscaneo horizontal (15 – 75 KHz) y refresco vertical (24 – 60 Hz)
Sonido1 x 2 W
ConsumoNormal (27 W), y espera (0,5 W)
Conectividad
Conexiones físicasHDMI x 1, USB 2.0 x 1, Salida de Auriculares x 1, Entrada de CC x 1
Conexiones inalámbricasNo
Compatibilidad
DispositivosDispositivos con salida de vídeo HDMI, VGA
Otras características
Contenido de la caja
  • Optoma LV130
  • Cable de alimentación AC
  • Bolsa de Transporte
  • Manual de Usuario

Diseño Exterior del Optoma LV130

Este es en definitiva, uno de los proyectores más pequeños y ligeros del mercado. El Optoma LV130, aunque no lo crea, pesa menos de 400 gramos. Sus dimensiones no se quedan atrás, y es que el pequeño proyector cabe a la perfección en la mano, gracias a sus 10,49 x 11,94 x 3,56 cm.

Su diseño es bastante simple, compactando todo lo posible en el menor espacio. En la parte superior conseguimos botones muy puntuales para desplazarnos por los menús o ajustar el ángulo trapezoidal. La parte posterior posee los distintos puertos, así como el botón de encendido.

Optoma LV130 - Parte superior, teclas de control

Optoma LV130 – Parte superior, teclas de control

Su construcción es en plástico, con un acabado mate en un color negro. La forma se adapta perfectamente al concepto de portabilidad, siendo este cuadrado con biseles redondeados. En la parte frontal se encuentra el exclusivamente el lente, y si algo puede resultar curioso, es que no cuenta con un ajuste directo de su enfoque en la parte superior, sino que se ha instalado una perilla en el lateral derecho cerca de uno de los ductos del sistema de refrigeración.

Desempeño Visual del Optoma LV130

Hablemos de lo importante con un proyector: su calidad visual. Este apartado es incluso más importante cuando nos referimos a los dispositivos portátiles, ya que se tienden a relacionar con una calidad inferior. El Optoma LV130, sin embargo, logra resaltar un poco al considerar que este es de los proyectores más pequeños que conseguiremos en el mercado.

Optoma LV130 - Parte frontal

Optoma LV130 – Parte frontal

Cuenta con una resolución digital máxima de 1280 x 800p (854 x 480 nativa), por lo que podremos visualizar contenido en HD. Soporta relaciones de aspecto de 4:3 y de 16:9 (esta última siendo la nativa), y permite proyectar imágenes que oscilan entre las 25″ y las 80″ (con distancias de objetivo de 0,6cm a 1,96m). El brillo máximo es de 300 lúmenes, lo que lo ubica en el promedio de lo que ofrecen otros proyectores con medidas ligeramente superiores. Una gran característica es que cuenta con una corrección trapezoidal vertical de +/- 40 grados, por lo que no importa donde ubiquemos el proyector, podremos ajustarlo a diferentes alturas.

Otros puntos a resaltar que no van directamente ligadas a la calidad de la imagen proyectada son la extensa vida útil de la lámpara LED, la cual alcanza hasta 30.000 horas de uso, y la batería incorporada de 6.700mAh que hacen que el proyector sea totalmente independiente de tomacorrientes por hasta 4 horas y media.

Optoma LV130 - Lateral izquierd, sistema de ventilación

Optoma LV130 – Lateral izquierd, sistema de ventilación

El resultado general de este apartado es un sabor muy bueno, consiguiendole a Optoma otro logro dentro del mercado de los proyectores. Disfrutamos de una calidad visual envidiable en cualquier dispositivo portátil, con unos colores muy brillantes y vivos, y con un contraste excepcional. No debemos tener miedo de que nuestra presentación no se aprecie por el público.

Audio del Optoma LV130

El audio del Optoma LV130, como cabría de esperar de un dispositivo tan pequeño, no es el mejor. Una única corneta en la parte posterior con tan solo 2W de potencia no resulta suficiente para habitaciones más grandes que una sala de juntas. La calidad visual ha dejado atrás a la auditiva, aunque sabemos que el sonido tiende a ser sacrificado en la mayoría de los proyectores. Nada que un par de cornetas adicionales no solucionen si necesitamos el audio.

Conectividad del Optoma LV130

La conectividad del Optoma LV130 es limitada. Si bien, gracias a que cuenta con un puerto USB 2.0 se adapta a la gran mayoría de exposiciones portátiles. Para el almacenaje también se puede utilizar una tarjeta micro SDXC. Adicionalmente, ya que puede alcanzar resoluciones HD, se ha incluido un puerto HDMI, pero el resto está conformado por la entrada de corriente y la salida para audio. En este apartado es probable que la batería le haya costado espacio para los puertos.

Optoma LV130 - Puertos

Optoma LV130 – Puertos

Un amigo que te sacará de apuros

Que podemos decir del Optoma LV130 que ya no hayamos mencionado. Nos encontramos ante un proyector que no busca revolucionar ningún apartado audiovisual, sino estar preparado para entrar en acción cuando lo necesitemos. Un tamaño diminuto y una batería de 6.700mAh con una duración promedio de 4 horas y media nos lo garantizan. Incluso podemos darle crédito al hecho de alcanzar una calidad visual decente dentro de sus limitaciones.

¿Puntos negativos? Claro que los hay, no podían faltar cuando no se cuenta con espacio para más. Una bocina que se queda muy corta y tan 3 puertos alámbricos (incluyendo la salida de audio) para conectar otros periféricos le restan puntos para una experiencia envolvente; pero para presentaciones en grupos pequeños de personas es ideal. Pero no te preocupes, ya que si lo que buscamos es algo con más potencia pero con toda la calidad de la manufacturera, te invitamos a que revises el Optoma H184X.

Disponibilidad y Precio del Optoma LV130

Si buscas un proyector que supere los límites de lo portátil, el Optoma LV130 es en definitiva la mejor opción. En la parte inferior te dejamos los enlaces directos a múltiples tiendas de confianza con precios increíbles para su adquisición.


PROS:
  • Uno de los proyectores más pequeños y ligeros del mercado
  • Batería de 6.700mAh, autonomía de 4.5 horas
  • La calidad visual es satisfactoria

CONTRAS:
  • La pequeña bocina de 2W
  • La cantidad de puertos disponibles

7.5 Puntaje total

Añade tu reseña
Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies