Cómo mejorar la calidad de imagen de la tele de manera sencilla

¿Quieres mejorar la calidad de imagen de la tele? Con los ajustes de toda la vida lo consigues en pocos minutos.

Ajustes para mejorar la calidad de imagen de la tele

Contraste

Trabaja el nivel de blancos y la iluminación. Muy alto satura las zonas claras reduciendo sus detalles aunque conseguimos mucha vibración. Bajo empobrece el color y reduce luminosidad.. Reproduce muestras en tonalidades blancas con el contraste al máximo y ve reduciéndolo hasta diferenciar las transiciones entre cada tonalidad.

Brillo

El brillo de la tele no es igual a la iluminación del panel. Con este lo que hacemos es trabajar sobre los negros tanto en profundidad como en calidad de detalles. Un brillo alto lava la imagen, hace que se vea sin fuerza, griseando. Demasiado bajo elimina los detalles y la bondad (que bien cara pagamos) de un buen OLED. Reproduce tiras de de tonalidad comenzando por el negro absoluto para ir subiendo el brillo hasta que diferencies los recuadros y sus transiciones.

Así trabajamos adecuadamente el brillo del televisor

Así trabajamos adecuadamente el brillo del televisor

Filtros de mejora

Dinamismo según ambiente, interpolación de fotogramas, contraste ampliado, reducción de ruido… ¿Qué hacer con cada uno? Lo cierto es que esto dependerá MUCHO de las tecnologías de cada modelo de TV. Lo ideal es que vayas, uno a uno, configurándolos teniendo en cuenta el hacerlo teniendo todas las opciones desactivadas e ir encendiéndolas y dando tiempo a comprobar cómo mejora la imagen (usa un mismo vídeo para ello).

Escalador adecuado

¿Usamos el escalador del televisor o de los dispositivos fuente? Depende de la calidad de ambos. Para una fuente media, deja que el televisor se encargue de rescalar. Si tu fuente es top seguramente la tele no vaya a mejorar su trabajo.

Nitidez

Permite diferenciar detalles en el microcolor. Poca ofrece imágenes borrosas; demasiada hace que la imagen se distorsione, con ruido, bordes dentados, microbloques… Esencial para configurar la nitidez, que nos sentemos donde vayamos a ver la tele normalmente. El valor debe situarse entre el 35 y el 80%, generando una importante cantidad de detalles sin deformación.

Saturación del color

Más saturación implica más detalle pero también pérdida de intervalos y rangos cromáticos. Imágenes de tonalidades de color sirven para calibrar la saturación según tu propia vista. De estas, debes diferencias los diferentes tonos, cuadro a cuadro, para que el valor sea correcto.

Temperatura del color

Trabaja la percepción de la gama de color general de la imagen. Lo lógico es optar por valores neutros, ni demasiada calidez ni imágenes muy frías; las primeras hacen que se pierda detalle y las segundas ofrecen un efecto parecido al de la sobresaturación.

Nos gustaría tener tu opinión

Deje una respuesta

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies
GizTele
Logo