¿Da igual usar cables HDMI baratos?

¿Sí? ¿No? ¿Da igual usar cables HDMI baratos? Pues depende. Vamos a ver en qué casos hay que invertir en ellos y hasta qué punto.

Usar cables HDMI baratos puede ser buena idea a veces

Ni todos los cables son iguales ni pagar por materiales espectaculares van a convertir el contenido en mejor de lo que es (la magia no existe).

Adaptabilidad en el slot

Se supone que las medidas son estándar, sí, peeeero, ¿no te ha pasado que te ha costado la vida meter un cable en su sitio? Los micrómetros existen. Si un cable queda holgado es posible que con un golpecito se salga de su ranura, perdiendo la conexión; es una putada pero bueno, tampoco pasa nada.

El problema viene cuando el cabezal es más grande que el slot y doblamos o incluso partimos un pin o deformamos la propia chapa de la entrada… Nos podemos quedar sin conexión en esa entrada ya de por vida.

No es raro que los cables HDMI no encajen perfectos en sus ranuras, ¿verdad?

No es raro que los cables HDMI no encajen perfectos en sus ranuras, ¿verdad?

Señal

Considerando que la señal que recibimos con un cable HDMI es digital, es lógico pensar que no hay lugar a medias tintas, o llega o no llega, ¿no? Ciertamente, es así. Con los analógicos podía llegar mejor o peor, en todas sus gamas. Y si nos vamos al supuesto de que la señal es buena, ¿qué más da cómo sea el cable, no?

¿Y llegará bien una señal si compro un HDMI barato? Bueno. Si este es corto lo habitual es que sí.

El problema de estos es que el apantallamiento es peor, lo que hace que la señal se vaya deteriorando. A mayor longitud, más posibilidad de que un mal apantallamiento se haga visible. El resultado es la visión de algunos minipuntos de colores, desfases en el audio o microcortes. En algunos casos, pueden darse pantallazos, pero no es habitual.

Otro punto a considerar es la zona donde se encuentre el cable. Si se sitúa con mucho más cableado, cerca de electrodomésticos a motor y en zonas con alta interferencia, más posibilidad, unidos a la longitud del cable, de una peor calidad de señal.

Resistencia física

Generalmente un cable caro es más robusto. Esto significa que es menos flexible pero también que no se irá rajando al doblarlo. Otra opción es dejar de lado el plástico y tirar por los de cordón.

¿Entonces? Pues depende del trato que le des. Si eres un desastre en general, tiene que estar enrollado o en posiciones poco naturales o andas quitándolo y poniéndolo constantemente… te toca gastar un poco más o en poco tiempo tendrás los cables internos al aire.

En conclusión

Y hasta aquí. ¿Mi consejo? Si los dejas puestos o los tratas con mucho cuidado y van a ser cortos, no te vuelvas loco y elige uno económico. Si cualquieras de estos puntos no se cumple, vete a un precio medio. ¿Caros? Sólo para conexiones profesionales.

Recuerda que el que se viene demandando ya para reproducir contenido 4K mejorado es el HDMI 2.1, disponible ya en la mayoría de televisores ye n las consolas de últimas generación.

Nos gustaría tener tu opinión

Deje una respuesta

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies
GizTele
Logo