Philips 323E7QDAB, un grandullón con buena imagen y estabilidad

Philips 323E7QDAB no es un monitor cualquiera. Para empezar tienes que hacerte o tener en casa un hueco lo suficientemente amplio para tener a este gigante de más de treinta pulgadas. Tanto colgado como de pie, este gigante lo podrás disfrutar tanto si trabajas con tantas ventanas abiertas que prefieres un monitor grande a varios medianos como si no necesitas tantas ventanas pero ver ese videojuego que te fascina a lo grande y meterte dentro de él. Sigue leyendo y conócelo mejor para descubrir si merece la pena o no quitar todos esos trastos de encima de la mesa o comprar directamente otra para poder situarlo.

Características del monitor 323E7QDA de Philips

Especificaciones
Marca – ModeloPhilips 323E7QDAB
Tamaño de pantalla31.5″ (80 cm)
ResoluciónFull HD (1920 x 1080 p)
Relación de Aspecto16:9
Tiempo de Respuesta5ms (GtG), 60 Hz
Retroiluminación / PanelLED / IPS
Tamaño del píxel0.364 mm
Brillo250 cd/m²
Contraste nativo1000:1
Ángulo de visión178º / 178º
DCR (Dynamic Contrast Ratio)20M:1
Colores de la pantalla16.7 M
SonidoSí, 2 x 5W
Dimensiones sin soporte (Alto x Ancho x Profundidad)431 x 730 x 64 mm
Dimensiones con soporte (Alto x Ancho x Profundidad)522 x 730 x 216 mm
Peso (sin / con peana)5.89 kg / 6.91 Kg
Compatibilidad VESASí, 100 x 100 mm
Puertos HDMI1
Puertos USBNo
Otros conectores
  • VGA,
  • DVI-D,
  • entrada audio PC,
  • salida para auriculares
Inclinable / Pivotante / Giro / Aj. altura -5 a 10º / No / No / No
Consumo energético67W
Contenido / Accesorios
  • Cable VGA,
  • cable de audio,
  • cable de corriente,
  • guía de usuario

Diseño exterior del Philips 323E7QDAB

Philips 323E7QDAB

Diseño de los marcos y la peana del monitor 323E7QDAB de Philips

Sin duda lo que más llama la atención de su diseño exterior es su peana cuya forma nos deriva la vista cuando miramos el diseño general de este modelo. Su atípica forma de “U abierta” con una superficie plana y puntas redondeadas hacen de ella de una peana que puede gustar más o menos pero que sí o sí es original y atípica. Justo en el centro sube con lineas siempre rectas a la pantalla de este monitor gigante hasta fijarse a ella. De color gris metalizado hace contraste con el modelo de color negro generalizado junto con un pequeño detalle que también da la nota a nivel de diseño general.

Philips 323E7QDAB

Vista general del diseño exterior del monitor 323E7QDAB de Philips

El resto del diseño de este Philips 323E7QDAB es más sencillo y pasa más desapercibido aunque con alguna pequeña excepción. Tenemos unos marcos negros y sencillos, sí. Pero son todos ellos unos marcos con biseles muy estrechos (inclusive el inferior que ni la marca se aloja en él apareciendo bajo el mismo una pequeña lengüeta transparente con el logo de esta experimentada marca).

Un diseño que tampoco desencanta si lo miramos de perfil ni tan si lo miramos por detrás. Su perfil no engrosa demasiado el diseño general y sus lineas curvas son más suaves que si encontrásemos lineas rectas o escalones siempre de impresión más brusca. Su parte trasera nos muestra el logo del fabricante perforado en el centro y parte superior y más abajo podemos ver su compatibilidad con soportes VESA para colgarlo de la pared y su conectividad que, por suerte, cuenta con variedad.

Philips 323E7QDAB, con amplia conectividad

Philips 323E7QDAB

Vista trasera y de la conectividad trasera del monitor gigante Philips 323E7QDAB

Y su conectividad que podemos apreciar solo en su parte trasera cuenta con conexiones HDMI, DVI-D y VGA para conectar nuestro PC o videoconsola, por ejemplo. En cuanto a audio contamos con entrada de audio para PC además de salida del mismo conector mini jack para auriculares. Logicamente y además del conector para la corriente con el que contamos con el transformador integrado en el mismo monitor podemos decir que tenemos puertos variados para poder conectar el dispositivo que tengamos en casa y sacarle todo el partido con este impresionante monitor de tamaño superior.

No hay que olvidar que además en su esquina inferior derecha contamos con un botón/joystick para movernos por sus menús de configuración y ajustes. Sin duda a simple vista parece un botón pero al tacto podremos moverlo de arriba a abajo y de izquierda a derecha para ajustar cualquier tipo de ajuste o cambiar de modo. Un mando algo poco común que si bien es verdad que quizás tengas que acostumbrarte a su manejo al principio, te ahorra confusión entre multitud de botones que algunos modelos presentan.

También no hay que despreciar que su compatibilidad para instalarle un soporte VESA puede ser nuestra salvación a la hora de ampliar la limitada movilidad que posee este Philips 323E7QDAB. Y es que si nos hacemos con un buen brazo articulado podremos girar, voltear e inclinar más aún este gigante que por sí solo y con su llamativa peana solo puede inclinarse pocos grados.

Calidad de imagen con sonido incorporado

La calidad de este monitor 323E7QDAB de Philips es más que suficiente para recomendarlo en usos tanto sencillos del día a día como para consumidores más habituales a los videojuegos o a todo aquel apasionado en verlo todo a lo grande no, lo siguiente. Y es que contamos con más de 30 pulgadas de pantalla, concretamente con 31.5 pulgadas para disfrutarlo en cuanto a ocio o trabajar a lo grande.

Philips 323E7QDAB

Calidad de imagen en este monitor Philips 323E7QDAB con sonido incorporado

Una inmensa imagen que con resolución Full HD cuenta con un panel IPS retroiluminado por LEDs que nos permitirá disfrutarlo desde un amplio ángulo de visión de 178º tanto vertical como horizontalmente. Su brillo no es para tirar cohetes pero su contraste dinámico, sus 5ms de refresco de imagen y más de 16 millones de colores darán la altura para un uso mucho más que básico.

Además contaremos con protección para nuestros ojos con su tecnología FlickerFree evitándonos buena parte de cansancio visual al apreciar parpadeo en su imagen. El SmartContrast propio de Philips también mejora la imagen para que apreciemos los colores, blancos y negros )ajustando todos ellos y la luminosidad en tiempo real imagen tras imagen) de la manera más natural posible y con menor consumo eléctrico. Además también contamos con dos pequeños altavoces de 5W de potencia cada uno sumando unos 10W para poder prescindir (si no eres de los de altos volúmenes) de altavoces si lo vemos conveniente (aunque la calidad de sonido en estos altavoces integrados siempre hay que probarlos antes de tirar nuestros viejos altavoces de sobremesa).

¿Dónde comprar el monitor 323E7QDA de Philips?

Philips 323E7QDAB: Pros y contras

PROS:

  • Full HD
  • Anti parpadeo
  • Con altavoces

CONTRAS:

  • Sin DisplayPort
  • Poca movilidad

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies